Breve Historia del Naipe

Breve Historia del Naipe

Si los naipes pensaran y hubieran alcanzado las mismas cotas de conocimiento e intelecto que los seres humanos, estarían en la misma o prácticamente la misma situación de incertidumbre existencial que estamos los humanos.

No se sabe con exactitud cuándo ni dónde surgieron los naipes, de hecho, tampoco se sabe con exactitud cómo fueron los primeros naipes, y por descontado no se sabe que será en el futuro de los naipes.

Esto nos lleva a la curiosa reflexión de que, en el mundo de los naipes, tenemos sin responder las tres preguntas de la filosofía clásica:

 ¿Quién somos?, ¿De dónde venimos? y ¿A dónde vamos?

Perdonad que me entusiasme esta incertidumbre filosófica, me parece que da a los naipes un estatus que al que no puede aspirar, ni por asomo, la Play Station o las consolas Nintendo, que, dicho sea de paso, no solo se sabe con exactitud precisa quien las creó, y cuándo se inventaron sino que además, podríamos averiguar lo que vale su patente. Aprovecharé aquí para comentar que Nintendo, el actual fabricante de consolas, comenzó siendo una fábrica de naipes, (traidores)

Los naipes no tienen patente, son propiedad de la humanidad, y respetando los derechos de imagen de algunos diseños concretos, cualquiera puede diseñar su propia baraja, dibujarla sobre unos cartones rectangulares más o menos iguales, y pasar horas de entretenimiento con amigos.

No conociendo su origen, si se ha investigado mucho en busca de las primeras referencias a los naipes en diversos escritos que datan, los más antiguos, de primeros o mediados del siglo XIV.

Por si no le hubiéramos cogido cariño todavía a los naipes con lo que hemos dicho hasta ahora, hemos de aclarar que casi todos los primeros escritos que hablan del juego de naipes lo hacen para prohibirlos o para advertir sobre lo perjudicial que puede ser su uso.

¿Cómo no encariñarse con algo que comparte con nosotros las dudas existenciales, que nació siendo prohibido, que lleva entre nosotros mas de 600 años, y que está pretendiendo ser sustituido por maquinitas electrónicas?

¿Quién somos?

Esta pregunta está, aunque no lo parezca, sin terminar de contestar: Según si le preguntas a un Francés, a un alemán o a un español, te dará una definición diferente de la baraja de cartas.

Todas las barajas de naipes tienen cosas en común, pero también diferencias fundamentales:

Los palos: la parte común de todas las barajas es que sus cartas se dividen en 4 palos, pero estos son diferentes de unas barajas a otras; la baraja francesa (Picas, Diamantes, Tréboles y Corazones) son los más conocidos mundialmente por que son los que adopto la baraja Inglesa y de ella la Americana.

En centro Europa se utilizan Bellotas, Cascabeles, Hojas y Corazones.

En Italia, España y América del sur, Oros, Copas, Espadas y Bastos.

El número de cartas: la baraja francesa inglesa y americana suele tener 52 cartas, 13 por palo, La baraja española e italiana puede ser de 40 o 48 cartas, 10 o 12 cartas por palo, En centro Europa hay barajas de 36 cartas, y de 52 cartas…

Las figuras: En cada palo hay 3 figuras (court cards que llaman los ingleses) pero según cada tipo de baraja tienen diferente aspecto y diferente nombre, asi en la baraja Alemana el Rey esta acompañado por dos varones el Ober y el Under, en la baraja Francesa el Rey esta acompañado por la Dama y el Valet, que en la baraja inglesa se llaman Queen y Jack, y en las barajas española e italiana el rey esta acompañado por un caballo y una sota, con la particularidad de que los reyes de la baraja italiana aparecen sentados en su trono y los de la baraja española aparecen de pie.

En fin, que hay muchos tipos diferentes de baraja de naipes que corresponden a unos patrones comunes pero que tienen bastantes diferencias entre si con lo que una definición única y valida para todas ellas tampoco es tarea fácil. Hay quien lo ha logrado con bastante éxito pero no sin complicaciones.

¿De dónde venimos?

Esta es una pregunta que se da por imposible de responder, hay teorías, como para el ser humano, tanto creacionistas como evolucionistas pero los investigadores del naipe hacen esfuerzos constantemente por determinar la primera aparición de los naipes en algún escrito, y como existen tantos modelos diferentes de barajas, todas ellas pujan por ser la primera, de modo que es muy divertido leer a los autores franceses, Italianos y Españoles defendiendo el origen patriótico de los naipes en sus respectivos países.

Las teorías evolucionistas vinculan el origen de los naipes al ajedrez (por los reyes, las damas, etc..), o al juego de la escalera, a todas las teorias evolucionistas les falta, como en el ser humano, su eslabón perdido.

Mientras que los creacionistas hablan del invento de estos para entretener a un rey de Francia, o el feliz invento de un sevillano.

Parece más creíble otra teoría, evolucionista igualmente, que habla del Tarot adivinatorio como origen de los naipes, lo cual es bastante aceptable, y que se inventaron los “inocentes juegos de naipes” para esconder el uso adivinatorio de estos maléficos y demoniacos artefactos a los ojos de la inquisición. Esta loable teoría da al tarot el origen de los naipes de juego, pero traslada el problema al origen del Tarot adivinatorio, lo que hace su origen aun más misterioso e interesante.

Fabulosas historias todas ellas y ninguna probada.

¿A dónde vamos?

Y por último la pregunta de a dónde vamos, si nos extinguiremos o si permaneceremos eternamente es la única sobre cuya respuesta podemos actuar hoy en día.

Los naipes han sobrevivido a varias generaciones de consolas electrónicas, han sobrevivido a internet y a los juegos online, de hecho se han adaptado al juego on-line con gran éxito en algunos juegos como el póker.

Podría pensarse que son un entretenimiento del pasado, de hecho lo son, pero creemos que también lo son de futuro, la partida de cartas, con todos sus matices, no se puede reproducir en la red, no es lo mismo jugar on-line que sentarse entorno a un tapete.

Creo sinceramente que siempre quedará una partida de cartas mientras haya cuatro amigos dispuestos a pasar un buen rato, pero para que esto no se pierda y los fabricantes de naipes no cierren sus fábricas, es necesario fomentar los juegos de cartas presenciales, las partidas de toda la vida, esas en las que no solo el azar y la experiencia determinan al ganador, esas en las que además de ejercitar la memoria, practicar el engaño sano, hacer uso de la psicología, hacer subir la adrenalina cuando te estas jugando unos puntos o el café, sin necesidad de apostarte la casa. Esas partidas buenas, hay que mantenerlas, y eso solo depende de lo que enseñemos a las generaciones futuras, en nuestras manos está.

Comentarios

Leave a Reply